NARRATIVA DE CARLOS VILLACORTA VALLES

viernes, 23 de mayo de 2008

IRAK: UNA GUERRA CORRUPTA

Irak: mea culpa del Pentágono

El Pentágono reconoció que pagó cerca de US$8.200 millones en cinco años a contratistas estadounidenses e iraquíes sin que se cumpliera ninguna de las normas de gasto y a veces sin un simple recibo.

El Pentágono reconoció que los contratos no cumplen con las leyes federales para impedir el fraude.

El informe, titulado "Controles internos del gasto en Irak, Kuwait y Egipto", cubre el período de 2001-2006.

El documento, producto de una auditoría interna del Departamento de Defensa, cita el caso de la compañía estadounidense IAP, que recibió poco más de US$11 millones sin que quedara constancia de qué tipo de bienes o servicios iba a aportar en la transacción.

En otro caso, se autorizó un pago por valor de US$320 millones en moneda iraquí con apenas una firma, y con la sola descripción "pagos salariales de Irak".

Sin soporte

El documento señala que de un total de US$11.000 millones pagados a los contratistas en Irak en el periodo 2001-2006, US$8.200 millones carecen de soporte, no cumplen con las leyes federales para impedir el fraude y prácticamente no se sabe en qué se utilizó el dinero.

El 95% del dinero no ha estado sujeto a normas de control, dijo el representante Waxman. Los auditores tampoco pudieron hallar los documentos que permitieran explicar unos pagos por valor total de US$134 millones al Reino Unido, Polonia y Corea del Sur, aliados de Estados Unidos en Irak.

Los resultados de la investigación salieron a la luz durante una audiencia ante el Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara Baja, destinada a reformar este tipo de operaciones dudosas.

Gastos sin control

El presidente del Comité, Henry Waxman, senador republicano, dijo que estos datos suponen "una tasa impresionante del 95% de dinero no sujeto a normas de contabilidad básicas".

Waxman expresó que no podía aprobar una situación en la que "los soldados heridos tienen que llenar formularios por triplicado para que les den dinero para comer, mientras que se reparten miles de millones de dólares en efectivo, en Irak, sin que nadie extienda un recibo".

La investigación concluye que los pagos efectuados no proporcionan suficiente seguridad de que los fondos se utilizaran como estaba previsto.

Primera vez

Tras conocerse el informe, la Cámara Baja aprobó un proyecto de ley impulsado por Waxman para fortalecer los controles y combatir la falta de transparencia y el fraude en Irak.

Aunque otras auditorías federales habían criticado severamente la manera como Estados Unidos estaba manejando los pagos a los contratistas en Irak, esta es la primera vez que el Pentágono reconoce una mala gestión de esta magnitud.

Los analistas afirman que el informe les servirá de apoyo a los detractores de la guerra de Irak dentro del Partido Demócrata, quienes aducen que el presidente, George W. Bush, se ha hecho el de la vista gorda con el problema de la corrupción al dejar la guerra en manos de los contratistas.

No hay comentarios:

Datos personales

Archivo del blog