NARRATIVA DE CARLOS VILLACORTA VALLES

jueves, 29 de mayo de 2008

EL LADO OSCURO DEL ETANOL

El lado oscuro del etanol

Alfonso Daniels BBC Mundo, Piracicaba, Sao Paulo

Kilómetros de campos de caña de azúcar -el ingrediente básico del etanol- aparecen quemados en la provincia de Sao Paulo.

La quema de campos de caña de azúcar en Brasil es generalizada, a pesar del uso de maquinaria.Los campos ardieron la noche anterior de la visita de BBC Mundo, para facilitar la cosecha de un producto que convierte a Brasil en el primer productor del mundo de este combustible ecológico.

Sin embargo, estos incendios controlados provocan grandes humaredas que a su vez generan gran cantidad de dióxido de carbono (CO2).

Se revertiría así el efecto positivo del uso de etanol sobre el efecto invernadero, según diversos expertos.

Durante la cosecha, se quema alrededor del 70% de la caña en Sao Paulo, motor de etanol en Brasil, y esta proporción es aún mayor en el resto del país.

Hasta 2031

Las autoridades brasileñas reconocen este problema. Pero a pesar que la meta para eliminar la práctica de quemas en Sao Paulo fue 2005, el antiguo gobernador de la región y ex candidato presidencial, Gerardo Alckmin, amplió recientemente este límite a 2031.

Una verdadera preocupación es cómo la polución está afectando a los trabajadores y la población local, debido a las partículas de carbón que quedan en el aire

Pero éste no sería el único problema. Gustavo Fonseca, vicepresidente de la organización Conservation Internacional, afirmó a BBC Mundo que "una verdadera preocupación es cómo la polución está afectando a los trabajadores y la población local, debido a las partículas de carbón que quedan en el aire".

De hecho, un estudio de José Eduardo Delfini, de la Sociedad Paulista de Neumología, apunta que el aumento de partículas contaminantes generadas por la quema de caña de azúcar es directamente proporcional al aumento de ingresos hospitalarios por problemas respiratorios en zonas de producción.

Problema regional

El experto señala que en el área rural de Piracicaba, una de las principales regiones productoras de etanol en Brasil, la media de microgramos de partículas contaminantes es de 56, igual que en la ciudad de Sao Paulo, que tiene 20 millones de habitantes.

Durante la cosecha, esta proporción alcanza los 88 microgramos, cuando la tasa permitida por el Consejo Nacional de Medio Ambiente brasileño es 50.

Pero los problemas no terminan en Brasil.

En otros países latinoamericanos productores de etanol, como Colombia, el gran problema es que los cultivos de caña de azúcar están sustituyendo zonas de bosque tropical, afirmó Delcio Rodrigues, de la organización Greenpeace.

Rodrigues añadió que, si estos problemas fueran atajados, el etanol sería una posible solución al calentamiento global al reducir las emisiones de CO2.

No hay comentarios:

Datos personales

Archivo del blog